Monthly Archives: Julio 2017

  • 0

LAS 5 ESTRELLAS MÁS MISTERIOSAS DEL UNIVERSO

Category : Uncategorized

El conocimiento de nuestro universo discurre por un camino tortuoso de un territorio misterioso. Uno de los cuerpos que encontramos en este desconocido paisaje son las estrellas. Algunas de estas esferas luminosas de plasma presentan comportamientos enigmáticos, emiten señales extrañas que no tienen explicación confirmada por la ciencia actual. Cuando hablamos de señales provenientes de las estrellas es recomendable ser muy cuidadosos, es necesario transmitir una información fiel a la realidad, de lo contrario nuestra imaginación podría llevarnos al desconocimiento.

Las señales que provienen de las estrellas son misteriosas cuando:

  • Son persistentes. Aparecen en el mismo punto del cielo en múltiples observaciones.
  • Vienen de un único punto del cielo.
  • La frecuencia no corresponde con las interferencias conocidas.
  • Sus propiedades indican un origen no natural.

Los avances tecnológicos nos ha permitido disponer de una mejor perspectiva del universo, pero en otras ocasiones lo que ha provocado es aumentar nuestro desconocimiento. Uno claro ejemplo son las 5 estrellas mas misteriosas del universo.

 

KIC 5520878

 

 

Es una estrella RR Lyrae con un brillo que puede variar un 200% en tan sólo 12 horas. Tiene al menos 10.000 millones de años de antigüedad y está localizada a unos 16.000 años luz de distancia de nuestro planeta, en la constelación de Lyra.

Su enigmático comportamiento fue descubierto por un equipo de investigadores de la Universidad de Hawaii, utilizando la información recogida por el Telescopio Espacial Kepler, con el objetivo de trazar el brillo de la estrella, en intervalos de 30 minutos durante un lapso de 4 años. En los análisis encontraron un comportamiento nunca visto hasta la fecha. Unas débiles oscilaciones de brillo que se ajustaban bastante al “número áureo” y que seguía un patrón fractal.  Por este motivo KIC 5520878 fue denominado “el faro extraterrestre”

La estrella tiene, dentro de su cambio de brillo general, dos variaciones sutiles cada 4,05 y 6,41 horas, detallando un ratio de 1’58h entre ambas (6’41/4’05) cerca del numero áureo (1,618). El análisis de la estrella muestra que la singularidad del número primo se origina a partir de dos periodos de pulsación simultáneos, con  frecuencias que se ajustan a patrones fractales. Este tipo de variación es conocido como atractor extraño no caótico. Los investigadores localizaron además otras cinco estrellas pulsantes de este tipo, tres de las cuales también muestran frecuencias de pulsación cercanas a la proporción áurea y evidencias de patrones fractales.

 

 

Para que exista un atractor, el conjunto de valores de un determinado sistema debe evolucionar siguiendo trayectorias suficientemente próximas, aunque sean ligeramente perturbadas con el tiempo​. La mayoría de fenómenos naturales tienen atractores caóticos, como es el caso de los péndulos o de la meteorología . Pero en el caso de la estrella es extraño (sigue un patrón fractal) no caótico (el patrón no es completamente aleatorio sino más bien ordenado, a medio camino entre el orden y el caos). Este comportamiento nunca se había observado en la naturaleza, solo se la había observado en el laboratorio, en descargas electroquímicas o en luces de neón.

Años atrás del descubrimiento de este misterioso patrón de la estrella, el físico de partículas John Learned y su equipo presentaron un estudio donde sugerían que una civilización extraterrestre suficientemente avanzada podría modificar el brillo de las  RR Lyraea y de las variables Cefeidas. Learned planteó que un chorro de neutrinos dirigido hacia una de estas estrellas en el momento adecuado podría modificar su pulsación, acortando su ciclo de expansión y contracción. De este modo las estrellas alteradas podrían equivaler a los ceros y unos de un código binario, lo que permitiría cifrar la información y transmitirla a grandes distancias. Esto convertiría a las RR Lyraea y a las Cefeidas en balizas para transmitir información a través de la galaxias. Aunque el comportamiento de esta estrella sería parecido al propuesto en el estudio, el equipo de Learned descartó a KIC 5520878 como una estrella modificada, apuntando como causa más probable una variación de brillo natural.

 

 

Hipótesis natural

Los modelos físicos actuales pueden explicar el contenido de las frecuencias y asimetrías encontradas en la curva de luz de KIC 5520878. Aunque la proporción aurea y los fractales suponen una novedad en cuanto a estrellas variables se refiere, la presencia en la naturaleza y en el universo es bastante normal. La proporción aurea se encuentra tanto en figuras geométricas como en la propia naturaleza. No tiene mucho sentido enviar mensajes por el espacio utilizando brillos fractales que podrían confundir al posible receptor con algo natural. Por lo tanto lo más probable es que se trate de un proceso natural nunca antes observado en una estrella variable.

 

 

ESTRELLA DE TABBY

 

 

KIC 8462852, también conocida como la estrella Tabby, esta localizada entre las constelaciones de Cygnus y Lyra, aproximadamente a unos 1500 años luz de la Tierra. Aunque no puede ser vista a simple vista, puede ser visible con un telescopio. Es una estrella tipo espectral F3 con una temperatura aproximada de unos 6750 K y una velocidad radial de 84 ± 4 km/s. Tiene un tamaño de 1,58 Radios solares, y una masa de 1,43 masas solares.

Fue descubierta por el Telescopio Espacial Kepler, al inspeccionar más de 150.000 estrellas, pero esta estrella contaba con una peculiaridad que la hacía única. La atenuación de la luz medida era muy acusada y los tiempos de tránsito que se midieron  ni eran cíclicos ni regulares, convirtiéndola en una de las estrellas más enigmáticas de nuestra galaxia.

 

 

Para ser más concretos la curva de luz de la estrella KIC 8462852 presentó  una caída de brillo de casi un 15% cerca del día 800 (entre los días 788 y 795) y una serie de caídas de brillo tras el día 1500 (entre los días 1510 y 1570) de casi un 22%. Llamaremos a estos sucesos D800 y D1500. La curva de luz muestra pequeñas fluctuaciones con un periodo de 0,88 días (1,14 ciclos/día). Estas reducciones de brillo están muy por encima del oscurecimiento que provoca, por ejemplo, el paso de un planeta masivo como podría ser Júpiter, que es de alrededor del 1%.

Posteriormente estudios de la Universidad Estatal de Luisiana, al observar  la colección de 500.000 fotografías de los archivos del Observatorio de Harvard que cubren el período de 1890 a 1989, descubrieron que el brillo de la estrella también había caído un 19% en un periodo de 100 años. Algo sorprendente para una estrella clase F en un periodo de tiempo tan corto. La estrella se ha oscurecido a un ritmo medio de 0,165±0,013 magnitudes por siglo de 1890 a 1989, algo inusual en este tipo de estrellas que son muy estables en su brillo, con una evolución natural y con cambios en escalas de tiempo de millones de años. Los datos de Harvard demuestran que KIC 8462852 tiene variaciones fotométricas únicas y de gran amplitud con un comportamiento desconocido hasta la fecha.

 

¿Qué está provocando estos oscurecimientos?

Hipótesis cometaria.

La primera explicación que dieron los científicos para el oscurecimiento fue la  hipótesis cometaria. Para ello era necesario al menos 36 cometas gigantes cuyas órbitas deberían estar perfectamente orquestadas para pasar por delante de la estrella. Para crear el mismo oscurecimiento a lo largo de un siglo, se necesita al menos 648.000 cometas gigantes con un diámetro de 200 kilómetros. Cada uno de ellos tendría una masa equivalente a 0,4 veces la masa de la Tierra. Para hacernos una idea de la magnitud de estos objetos estelares, el mayor cometa conocido en nuestro Sistema Solar es el cometa Hale-Bopp  que tiene un diámetro de 60 kilómetros. También podemos compararlo con la masa total del Cinturón de asteroides, localizado entre Marte y Júpiter, que es de apenas un 4 % de la masa de la Luna.

 

 

Hipótesis planeta gigante y enjambre de asteroides troyanos

Astrónomos españoles han propuesto futuros episodios de oscurecimiento en la misteriosa estrella KIC 8462852, basándose en un modelo que incluye un planeta gigante y un enjambre de asteroides troyanos. La presencia de un cuerpo anillado de gran tamaño sería el responsable de producir el primer oscurecimiento y el enjambre de objetos troyanos el causante del segundo período de múltiples oscurecimientos. El período orbital resultante es de 12 años, con un eje semi-mayor de 6 unidades astronómicas por lo que se espera que el enjambre de objetos troyanos pase frente a la estrella durante los primeros meses de 2021 y el tránsito del objeto principal durante el primer semestre de 2023.

 

 

Hipótesis objetos en colisión

La astrónoma Tabetha S. Boyajian, que fue quien inicialmente investigó la enigmática estrella  y por este motivo se la llama en forma epónima estrella de Tabby, también ha propuesto como responsables a las caídas de brillo, a objetos con órbitas muy excéntricas en proceso de colisión que producen gran cantidad de polvo y escombros. Las simulaciones numéricas que proponen este proceso parece que podrían explicar las curvas de luz observadas. Sin embargo, la ausencia de un exceso en la señal de infrarrojos va en contra de esta explicación.

Hipótesis planeta devorado por la estrella

Astrónomos de la Universidad de California Berkeley han ofrecido otra explicación sugiriendo que el extraño parpadeo de la estrella podría ser el resultado de un planeta devorado por la estrella en algún momento del pasado. El estudio determinó que este evento tuvo que ocurrir  hace unos 10.000 años. Esto habría provocado un gran estallido de brillo y en la actualidad la estrella está volviendo a la normalidad. Los restos del planeta podrían estar transitando frente a la estrella causando las caídas periódicas. Según las estimaciones el planeta debía de tener un tamaño parecido al de Júpiter, o que fuera un gran número de objetos más pequeños, de masa lunar de un kilómetro de diámetro.

Hipótesis oscurecimiento gravitatorio.

Se llama oscurecimiento gravitatorio a un fenómeno astronómico producido por estrellas con rotaciones muy rápidas que tienen forma achatada . Al no ser la estrella esférica, tiene un diámetro mayor en el ecuador que en los polos. Como consecuencia de ello, los polos tienen mayor gravedad superficial, y por tanto mayor temperatura y brillo. Esto provoca que en los polos sean brillantes y el ecuador se encuentre más oscurecido. Este fenómeno ha sido observado en estrellas como Regulus y Altair o en el oscurecimiento del planete Kepler-13b

La curva de luz observada en KIC 8462852  podría ser producida por un tránsito a través de un disco de oscurecimiento gravitatorio, que  posteriormente transitó por zonas más  iluminadas. La objeción a la hipótesis del oscurecimiento gravitatorio lo encontramos en que los dos grandes eventos observados son demasiado grandes para ser causado por planetas.

 

Hipótesis de fallos en la instrumentación

Según un equipo investigador de la Universidad Vanderbilt la caída de brillo fue causada por los cambios en la instrumentación. En la base de datos DASCH se han encontrado muchas estrellas que experimentaron una caída similar en intensidad en la década de 1960. Eso indica que los cambios fueron causados por los cambios en la instrumentación

Hipótesis variaciones de luz intrínsecas a la estrella

Científicos de la Universidad de Illinois también han ofrecido otra solución. Sugieren que las variaciones de luz pueden ser intrínsecas a la estrella misma. El equipo de Illinois aplicó un análisis estadístico a las variaciones irregulares más pequeñas de la curva de luz. Lo que encontraron es un patrón matemático cuyos resultados sugieren que los eventos de oscurecimiento pueden ser intrínsecos a la estrella. Es decir podría ser posible que la estrella de Tabby se encuentre cerca del punto crítico de una transición de fase continua subyacente.

Hipótesis de disco protoplanetario

Los discos protoplanetarios son propios de sistemas solares de estrellas jóvenes, pero este astro tiene demasiada edad  para conservar todavía uno de estos discos.

Hipótesis distanciamiento de la estrella respecto a nosotros

El flujo de brillo que recibimos de la estrella es inversamente proporcional al cuadrado de la distancia a la que se encuentra la estrella. Haciendo los cálculos para  esas caídas de brillo la estrella debe haberse movido a una velocidad 6  veces superior a la de la velocidad de la luz. Por lo tanto se trata de una hipotesis improbable.

 

Hipótesis extraterrestre

Las fluctuaciones irregulares de luminosidad son compatibles con megaestructuras producidas por civilizaciones alienígenas. Para ser más exactos se especuló que sus enigmáticas caídas de brillo podrían ser pcausadas por una esfera de Dyson, una megaestructura hipotética propuesta por el físico Freeman Dyson en 1960, la cual podría permitir a una civilización avanzada aprovechar al máximo la energía lumínica y térmica de las estrellas.

Para investigar esta posibilidad el instituto SETI dirigió el conjunto de radiotelescopios Allen Telescope Array durante más de dos semanas hacia la estrella. Para ello analizaron las señales tal y como se esperaría que generaran las civilizaciones extraterrestres. Los datos obtenidos no mostraron pruebas de ningún tipo de señal entre las frecuencias de 1 GHz y 10 GHz.

 

EPIC 204278916

 

 

Se trata de una estrella enana roja de unos cinco millones de años de edad con un tipo espectral M1, localizada en la Constelación de Escorpio, a unos 1480 años luz de la Tierra. Tiene aproximadamente el tamaño del Sol, pero con sólo la mitad de su masa y una fracción de su luminosidad

En agosto de 2016, un equipo de astrónomos del  Instituto Max Planck de Física Extraterrestre informaron que había una estrella que presentaba cambios enigmáticos de luminosidad, de hasta un 65% durante 25 días consecutivos, en observaciones que duraron 78 días en total. Las caídas de brillo tan acusadas, sugieren que el material de ocultación debe tener un tamaño enorme en comparación con el tamaño de la estrella. Entre las posibles hipótesis dadas por los científicos encontramos el tránsito de objetos en órbitas excéntricas o circulares o que ha sido causado por un disco interno deformado.

 

 

También se especuló con la presencia de una megaestructura construida por una civilización extraterrestre ubicada al lado del astro. Sin embargo, se necesitan más observaciones para comprender el misterioso comportamiento de EPIC 204278916

 

 

HD 164595

 

 

 

HD 164595 es una estrella con un tamaño parecido al de nuestro Sol, localizada aproximadamente a 94,4 años luz de la Tierra, en la constelación de Hércules. Tiene una edad estimada de 6.300 millones de años y una  metalicidad muy parecida a la de nuestro astro rey. Puede ser observada con prismáticos o con un pequeño telescopio cerca de la constelación de Lyra.

 

Alrededor de la estrella encontramos al menos un planeta que tiene un período orbital de 40 días terrestres y un tamaño aproximado de unas 16 veces la masa de la Tierra. Debido a la cercanía con su estrella no se encuentra en la llamada zona de habitabilidad.

La desconcertante señal de radio se detectó con el radiotelescopio ruso Ratan-600, uno de los más grande del mundo, en el mes de  Mayo del año 2015, sin que se haya vuelto a detectar en las 39 posteriores ocasiones que se ha escaneado la estrella en busca de la señal.

 

 

La falta de comunicación de los rusos, quienes no alertaron a la comunidad científica en el momento de su descubrimiento, fue criticada por los miembros del  SETI. De acuerdo con el Protocolo SETI y las buenas prácticas, si una señal parece ser de origen extraterrestre, se debe informar a la comunidad científica para reunir a más investigadores e intentar confirmar las observación.  En este caso no se hizo así y se tardó más de un año en hacerse público el descubrimiento.

La señal detectada no fue persistente y desapareció cuando se intentó observar de nuevo.  Su frecuencia, período y latencia no pudieron ser determinados y la tasa de desplazamiento Doppler es desconocida. Pudo haber muchas fuentes de interferencias en el momento de la observación, como la de los satélites que están presentes en la banda observada. Ademas cabe destacar que los métodos de observación usados por los rusos no fueron los más adecuados.

Posiblemente puede que se tratara de una señal de radio natural (núcleo de galaxias, una llamarada estelar, un púlsar) o una interferencia de un satélite pasando junto al campo de visión del telescopio.

 

 

Ross 128

 

 

La ultima señal enigmática reciba de una estrella procede de Ross 128. Es una tenue enana roja que tiene una temperatura de unos 2966 K, una masa de 0,17 masas solares y un radio del 22 % de nuestro sol. Es la décimo-segunda estrella más próxima al sistema solar, localizada en la constelación de Virgo, a unos 11 años luz de distancia. Tiene una luminosidad en torno al 0,029 % con una magnitud aparente  de +11,16 por lo que no es visible a simple vista a pesar de su cercanía.

La misteriosa señal fue captada el 12 de mayo de 2017 por un equipo de investigadores del Observatorio de Arecibo, con motivo de una campaña de observación de enanas rojas cercanas, que tenia como objetivo recabar información sobre la radiación y el entorno magnético de estas estrellas.

Las señales consistían en una serie de pulsos de banda ancha entre los  4 y 5 GHz cuasi-periódicos con características de dispersión muy fuertes, similares a las que emiten algunos de nuestros satélites. El equipo buscó la misma señal en las estrellas cercanas pero no pudo observar nada parecido, por lo que  tal vez  la señal proceda únicamente de Ross 128. No obstante, debido a que el campo de visión del observatorio de Arecibo es lo suficientemente amplio, cabe la posibilidad que estas  señales sean causadas por otro objeto  que estuviera en la misma línea de visión.

 

 

 

Podemos encontrar diferentes hipótesis para estas misteriosas señales de radio:

Hipótesis de llamaradas Tipo II

Podría tratarse de emisiones procedentes de llamaradas del Tipo II de la propia estrella. No obstante este tipo de llamaradas ocurren normalmente en frecuencias mucho más bajas. También la dispersión de las señales sugieren un origen mucho más difuso, como el originado en las atmósferas de la estrellas.

Emisiones de otro objeto en el mismo campo de visión.

Esta posibilidad también ha sido contemplada por lo investigadores a pesar que han sido localizados muy pocos objetos en el mismo campo de visión de Ross 128.

Fogonazo de los motores de un satélite construido por el hombre en una órbita muy alta.

Las órbitas bajas han sido descartadas porque saldrían casi de inmediato del campo de visión del telescopio. Pero el problema lo encontramos en que nunca se había observado a ningún satélite emitiendo de esta forma tan peculiar.

Hipótesis señal extraterrestre

Los científicos  tampoco descartan que la emisión pueda ser intencionada y proceda de una inteligencia extraterrestre, a pesar de no haber  localizado a ningún planeta alrededor de Ross 128.

Por desgracia, la intensidad de las señales era muy baja y el único que podría detectarlo es el FAST chino, que en estos momentos se encuentra en un periodo de revisión y calibración. Por otra  parte los  astrónomos del SETI, tampoco han descartado utilizar su potente telescopio para buscar anomalías en la estrella. Una nueva señal justo en la ubicación de la estrella añadiría más misterio a las señales.

*Finalmente se confirmó que la supuesta señal recibida de Ross 128 no procedía de la estrella, procedía de satélites geoestacionarios ubicados en órbitas altas.